La importancia de un huerto equilibrado y cómo conseguirlo

Actualizado: 18 feb

¿Equilibrio? ¿Y eso qué es?

Cuando empecé con mi primer huerto no era consciente de la importancia del equilibrio, al principio solo me preocupaba por no utilizar químicos y cultivar de manera ecológica. Pero con el tiempo me di cuenta de que no es tan simple, no se trata de cultivar igual que cultivan en convencional (agricultura industrial, con uso de químicos y abonos sintéticos…) pero sin utilizar químicos, sustituyéndolos por tratamientos permitidos en agricultura ecológica, monocultivos (campos donde solo se cultiva una tipo de planta) y seguir gestionando el suelo de la misma manera.

¡No! Esa no es la solución.

Hay que ir un poco más allá:

Debemos fomentar la biodiversidad en nuestros huertos.

Siempre suelo hablar de ello como algo indispensable y muchas veces lo doy por hecho. Por eso he decidido explicarte con todo detalle de qué se trata y a que me refiero.

El huerto es un espacio creado para poder cultivar nuestra comida. Un espacio lleno de colores, formas, cultivos… Todo este conjunto hace del huerto un espacio único y especial. En el no solo encontramos verduras y hortalizas, sino un conjunto de fauna y flora, que muchas veces no llegamos a apreciar.

En huertos bien establecidos (huertos maduros, que llevan años funcionando) hay una gran biodiversidad que ayuda a autoregular los posibles problemas que puedan aparecer.

Esto no ocurre en huertos nuevos, o mal gestionados, por eso hay que intentar fomentar la biodiversidad necesaria para que esté equilibrado y poder conseguir así su buen funcionamiento como parte de un ecosistema.




Los huertos jóvenes son más inestables, las conexiones y asociaciones son muy simples, la tierra es pobre en nutrientes y organismos. Aún no se han creado ni establecido las zonas necesarias para atraer a los polinizadores y a la fauna auxiliar. Son tantas las ventajas de tener insectos beneficiosos en el huerto que debemos potenciarlo tanto como podamos, serán nuestros grandes aliados.

Lo primero que hay que hacer es ver el huerto como un conjunto complejo. En el suelo encontramos muchísimos organismos, hongos, bacterias… Sembramos plantas, flores, árboles… Este sistema crea conexiones que favorecen la aparición natural del equilibrio que nos ayudará a regular nuestro huerto: menos problemas, menos tratamientos, más vida y salud en la tierra y nuestras plantas, cultivos más productivos…

Siempre pueden aparecer problemas en el huerto independientemente del tiempo que haga que lo hemos montado. Cuando esto ocurre debemos observar y intentar averiguar qué esta sucediendo y por qué estamos teniendo estos problemas. Puede deberse a cambios climáticos: cambios bruscos de temperaturas, lluvias repentinas o muy copiosas… Aunque casi siempre se suelen dar por un desequilibrio creado por nosotros mismos.

A continuación te pongo varios ejemplos para que puedas entender mejor de lo que te hablo:

TRABAJOS PERJUDICIALES PARA NUESTRO HUERTO

  • Sembrar cultivos fuera de temporada o poco adaptados a nuestro clima.

  • Gestionar mal el suelo: remover en exceso, no utilizar acolchados, no realizar una correcta rotación de los cultivos…

  • Mala gestión de los riegos: riegos muy copiosos, con poca frecuencia o riegos insuficientes.

  • Suelo poco o demasiado abonado, cada cultivo tiene necesidades diferentes.

  • Mala gestión de los tratamientos aplicados.

  • Etc.

Una de las cosas más importantes es no realizar un mal uso de tratamientos fitosanitarios. Primero hay que descubrir el problema, ver si realmente es necesario controlarlo o simplemente es una pieza mas del ecosistema. Y luego decidir si realmente es necesario o no la aplicación del tratamiento. Un mal uso o un tratamiento no adecuado puede romper ese equilibrio que tanto nos ha costado crear y cuidar, fomentando la aparición de nuevos problemas que acabarán desencadenando en otros…





Por eso es importante conocer en profundidad nuestros cultivos, insectos, hongos… para poder decidir si realmente son un problema o no en el huerto.

Si quieres aprender más sobre como gestionar el huerto, características de los cultivos, problemas en el huerto… Seguramente te interese nuestro almanaque (36 fichas técnicas sobre trabajos en el huerto, cultivos y problemas en el huerto).

Quedan muchos temas pendientes de los que quiero contarte. Así que estate atento a nuestras próximos posts porque te quiero hablar de cómo crear y fomentar la biodiversidad, cómo y cuándo realizar tratamientos… ¡Y mucho más! Si no quieres perderte nada, suscríbete a nuestra newsletter y te enterarás antes que nadie.

Ha sido un placer compartir este rato contigo. Déjame un comentario si tienes alguna duda o simplemente para contarme tu experiencia y que te ha parecido.




278 visualizaciones0 comentarios