top of page

7 AROMÁTICAS Y 5 FLORES QUE NO PUEDEN FALTAR EN TU HUERTO DE INVIERNO



El huerto, cada vez más, se está convirtiendo en un espacio que va mucho más allá de ser simplemente el lugar donde cultivar hortalizas. El huerto es un entorno de disfrute, de relajación, un lugar acogedor y de estimulación para todos los sentidos. Llenar el huerto de flores y aromáticas nos ayuda a desarrollar, sobre todo, dos de los sentidos más importantes: la vista y el olfato.


Tradicionalmente, en el huerto, se han cultivado siempre las aromáticas básicas que necesitamos en la cocina, las más conocidas pueden ser el perejil o la albahaca. Pero son muchísimas las aromáticas que podemos y debemos sembrar en nuestros huertos. De hecho, no solo debemos pensar en su valor en la cocina. Las aromáticas desempeñan un papel fundamental en el equilibrio del huerto. Un huerto variado es la mejor forma de asegurar cosechas copiosas.


Lo mismo pasa con las flores. No parece que un huerto tenga que ser un jardín ornamental, vestido con flores de todos los colores y medidas. Pero con el tiempo, y la experiencia, he podido comprobar que las flores también deben vivir en el huerto. Es un lugar perfecto para ellas. Además, muchas de ellas son comestibles, y no solo nos alegran la vista en la tierra, si no que también en el plato. Muchas plantas que tradicionalmente son consideradas de jardín, si las tenemos cerca de nuestros cultivos, serán grandes grandes aliadas para luchar contra plagas de los cultivos. Gracias a ellas tendremos un huerto más sano, sin necesidad de tratamientos ni pesticidas. Vale la pena intentarlo, ¿no crees?


Ahora en otoño, y pensando en el frío invierno que está por venir, también hay flores y aromáticas que pueden vivir felices en nuestro huerto, junto a nuestros cultivos de temporada. Ya sabéis que yo soy partidario de tener siempre un huerto lleno, todos los meses del año, de cultivos y de plantas compañeras.


BENEFICIOS DE TENER AROMÁTICAS Y FLORES EN EL HUERTO:


- Atraen fauna auxiliar beneficiosa

- Repelen insectos no deseados

- Atraen polinizadores

- Sirven de trampa seductora para insectos, evitando que ataquen otros cultivos

- Limitan el crecimiento de hierbas adventicias

- Beneficios medicinales

- Ayudan a construir un jardín/bosque de alimentos bonito y variado

- Aumentan la biodiversidad

- Estimulación sensorial para toda la familia


Sabiendo que hacemos tanto bien, y ningún mal, a nuestro huerto. Solo te queda saber qué aromáticas y qué flores de invierno puedes sembrar en tu jardín comestible.


7 AROMÁTICAS DE INVIERNO PARA EL HUERTO


  • Perejil

  • Menta

  • Apio

  • Eneldo

  • Cilantro

  • Hinojo de bulbo

  • Cebollino




5 FLORES DE INVIERNO PARA EL HUERTO


  • Pensamiento

  • Caléndula

  • Aliso

  • Capuchina

  • Clavel chino



Además, para que sepas bien cómo cultivar cada una de ellas, qué beneficios concretos aporta al huerto y qué usos puedes darle, paso a explicarte un poquito de cada una de

ellas. ¡Tenerlas tiene beneficios para todos!


AROMÁTICAS


  • PEREJIL: Un indispensable en el huerto por su excelente poder repelente. Mejor cultivarlo lo más cercano a la cocina posible. Si está en una zona resguardada producirá todo el invierno. Necesita tierra rica en humus con bien de compost totalmente descompuesto. Los riegos deben ser regulares y debemos mantener un buen acolchado protector para asegurar su buen desarrollo. Tiene grandes propiedades y usos tanto en la cocina, como en la salud(es rica en vitamina C) y en la belleza.


  • MENTA: Muy querida por la mayoría. Planta de cultivo fácil que además es huésped para insectos beneficiosos y tiene propiedades repulsivas de plagas. La podemos encontrar de muchas variedades, incluso silvestres, puedes elegir la que más te guste. Esta planta tiene un gran desarrollo en forma de mata, con unos potentes rizomas. Es muy fácil de reproducir por esquejes, puedes ir resembrando los brotes que salen a su alrededor. Ojo dónde la siembras, puede invadir todos los alrededores en cuestión de meses. Lo mejor es tenerla cerca, en un contenedor que delimite las raíces. Tiene múltiples propiedades en la salud: antiinflamatoria, antitusiva, digestiva, antibacteriana, etc. Y en la cocina puede usarse tanto para recetas dulces como saladas. ¿Quién no ha preparado alguna vez un rico coctel con ella?


  • APIO: El apio es una planta que no se conoce como se merece. Es muy resistente al frio y las heladas. De cultivo fácil y muy generoso, de cuál se consumen sus hojas, sus tallos y sus semillas. No soporta los encharcamientos, así que asegúrate de que está en un lugar con muy buenos drenajes. Un truco sería sembrarla en un montículo elevado, si va a estar en el suelo. Si vamos recolectando hojas y tallos, evitaremos su subida en flor y alargaremos su vida productiva. La col y el apio son amigos íntimos, juntos se protegen mutuamente. El apio protege a la col de la mariposa y la mosca y la col protege al apio de la roya. Forman un gran equipo. Esta hortaliza es exquisita en guisos y sopas, te va a regalar unos caldos inigualables.


  • ENELDO: Es fácil de ver en botes de especias secas en supermercados, pero estamos poco acostumbrados a ver la planta. Es un cultivo muy fácil y de rápido crecimiento. Sirve de hogar para muchos insectos auxiliares y aleja algunas plagas de nuestros cultivos. Sus hojas son exquisitas tanto frescas como secas. Eso sí, necesita temperaturas estables, los cambios bruscos hacen que suba rápidamente a flor. Debemos mantener el riego estable y lograr que la tierra drene bien, las tierras arcillosas no le gustan. Por su sabor dulzón, fresco y anisado es genial para ensaladas, pero cómo más nos gusta en casa es como ingrediente secreto de muchas salsas. Además, en infusión, contribuye a buenas digestiones y tiene efecto diurético. ¡Y está riquísimo!


  • CILANTRO: Esta planta es de extremos para gustos particulares. ¿Te encanta o se detesta? No suele haber punto medio. Es un cultivo algo caprichoso, pero no tanto como para descartarlo en el huerto ya que es una planta huésped de insectos auxiliares. Como el eneldo, necesita una temperatura suave y estable. También le gusta la tierra drenada y nutritiva. De él se consumen tanto sus hojas como sus semillas, de las que se saca su aceite esencial. Aunque procede del mediterráneo, se consume de manera habitual en las recetas de cocina indias y de América Latina.


  • HINOJO DE BULBO: Este cultivo es uno de nuestros grandes aliados en el huerto, que además se mantiene con hojas frescas todo el año. Nos ayuda a repeler pulgones y, también, ahuyenta a las liebres que decidan alimentarse de nuestro huerto. Podemos sembrar sus semillas directamente al huerto en una tierra suelta y que drene bien. Se adapta fácilmente a diferentes tipos de tierras y a climas variados, tanto que muchas veces crece silvestre. Pero, claro, si tiene un suelo rico en nutrientes crecerá más contento, más tierno y más sabroso. Tiene un sabor muy particular, con toque anisado. Se puede comer el bulbo en ensaladas, las hojas para aromatizar y también sus semillas. Añadido a guisos grasos y legumbres nos ayuda a facilitar la digestión.


  • CEBOLLINO: Es una de las finas hierbas más populares. Se nos presenta una mata de follaje verde, fino y largo, y su floración es en ramilletes lilas, por eso queda bonita en huertos y jardines. Sus hojas son cilíndricas y huecas, muy aromáticas. Como la mayoría, requiere humedad pero no tolera bien el encharcamiento, es muy importante tener un suelo que drene muy bien. En el huerto protegerá de varias enfermedades y plagas como la mosca de las zanahorias. En la cocina usaremos sus hojas y también sus flores.



FLORES:


  • PENSAMIENTO: Planta pequeña fácil de colocar en el huerto. Sus flores son preciosas y pueden ser de muchos colores diferentes, además son comestibles y quedan genial en ensaladas. Nos ayuda en prevención de problemas en los cultivos del huerto ya que repele hormigas, caracoles, babosas y mariposas de la col. Es ideal sembrada entre cultivos.


  • CALÉNDULA: Planta muy resistente y bonita, de flor comestible. De las más importantes en el huerto ya que es nuestra gran aliada para repeler diferentes insectos perjudiciales y, a su vez, es muy querida por muchos insectos beneficiosos depredadores de plagas. Debemos sembrarla entre cultivos para ayudar a repeler plagas. También tiene muchos beneficios para la salud usada en infusiones y bálsamos.


  • ALLYSSUM: También conocida como aliso o aliso de mar. Es una planta huésped para insectos auxiliares, muy querida por muchísimas especies de insectos, ideal para generar biodiversidad. . Tiene un crecimiento tapizante y no compite con otros cultivos. Es muy fácil de controlar su expansión.


  • CAPUCHINA: Planta rastrera que evita hierbas adventicias y, a su vez, sirve de acolchado protector. Es ideal sembrada junto a cultivos altos. Es poco exigente y no compite con otras plantas. Sirve de cultivo trampa, los pulgones la eligen a ella antes que a otros cultivos cercanos. También ayuda a repeler hongos.


  • CLAVEL CHINO: Es una de las flores que no deben faltar en nuestro huerto no solo por sus beneficios si no porque también podemos consumir sus flores. Es muy fácil de cultivar, una planta muy rústica. Al ser pequeña podemos sembrarla en los bordes de los bancales. Prácticamente tiene flores todo el año. Cultivándola a pleno sol obtendremos plantas fuertes y con una buena floración. Le gusta el suelo rico en materia orgánica y siempre húmedo. Su olor nos ayuda a repeler insectos perjudiciales para el huerto y sirve de refugio para la fauna auxiliar.



Dicho esto, solo tienes que recopilar todas las plantas que te faltan y dirigirte al huerto a sembrarlas. Ya verás como poco a poco los problemas del huerto se irán reduciendo.


Al final, el objetivo de un huerto ecológico siempre es el mismo:


Conseguir que la biodiversidad logre un pequeño ecosistema en nuestro jardín comestible y sea lo más autosostenible posible, o por lo menos, con el menor número de recursos externos posibles.


¿Hay flores y aromáticas en tu huerto?