TIPOS DE ABONOS PARA EL HUERTO ECOLÓGICO Y CÓMO UTILITZARLOS





Hoy te traigo un post sobre el abonado de las tierras.


Para cultivar y sacar provecho a cada espacio que tenemos destinado a huerto, es imprescindible preparar la tierra y contribuir a que sea lo más rica posible para garantizar así que las plantas tengan vitalidad y la producción deseada.


La naturaleza, cuando nuestra intervención como seres humanos es nula, vive gracias a un ciclo de retroalimentación constante. Las plantas y árboles, que para vivir absorben nutrientes de la tierra y del aire, al morir se descomponen y devuelven a la tierra las sustancias necesarias para crear nuevas vidas vegetales. Los animales también colaboran en el ciclo, ya que se alimentan de plantas y otros animales, y luego con sus defecaciones e incluso con sus cuerpos al morir, devuelven a la tierra nutrientes para seguir viva, rica y fértil.


En nuestros huertos debemos potenciar la fertilidad de la tierra de manera consciente, teniendo en cuenta que mediante la agricultura convencional tendemos a alterar y romper el proceso natural de retroalimentación de la tierra.


Para desarrollarse adecuadamente las plantas necesitan aire, sol y agua, pero también es esencial que la tierra en la que viven sea rica en minerales y macro y micro nutrientes.


LA MEJOR MANERA DE CUIDAR UNA TIERRA PARA QUE SEA FÉRTIL Y VITAL ES INTENTAR SEMEJARNOS A LOS PROCESOS DE LA NATURALEZA Y POR ESTA RAZÓN REALIZAMOS LOS ABONADOS EN EL HUERTO.

TIPOS DE ABONADOS


Abono químico
Abono químico

Abonos químicos

Suelen encontrarse en cooperativas agrícolas y tiendas de jardinería. Estas suelen contener sustancias tóxicas contaminantes y no se contempla como opción en la agricultura ecológica. A demás, son los causantes de la muerte de gran parte de los microorganismos vivos que hay en la tierra.




Acolchado habas segadas
Abono verde habas

Abonos verdes


Práctica muy popular en los huertos ecológicos. Consiste en cultivar plantas como abono verde para mantener la actividad biológica de la tierra, desintoxicándola y aportando nuevos nutrientes. Estas deben ser segadas e incorporadas a la tierra en el inicio de la floración.



Restos orgánicos comportados
Compost vegetal

Compost vegetal

Es el resultado de la descomposición de todos los restos del jardín, cáscaras y pieles de frutas y verduras, cáscaras de huevo machacadas, etc.




Compost estiércol
Estiércol maduro

Estiércol


Mezcla de materias orgánicas descompuestas y excrementos de animales(vaca, cabello, oveja, gallina,…). Es importante usar estiércol maduro, no fresco, para evitar posibles problemas en el huerto.


Vermicompost
Humus de lombriz

Humus de lombriz


El humus es una sustancia resultado de la descomposición de restos orgánicos por el trabajo de organismos o microorganismos vivos que se encargan de la descomposición. Estos organismos pueden ser bacterias o hongos. En este caso, el humus de lombriz es realizado por lombrices y se encargan de transformar el compost en material fino y nutritivo.



Polvo de roca
Harina de roca
Algas
Granulado algas

Mejoras orgánicas/Minerales


Añadir a nuestro abonado algunos restos orgánicos con propiedades particulares para nuestra tierra puede ser buena idea, siempre que sea con moderación. Algunos ejemplos pueden ser: algas(deben estar limpias de sal), cenizas, harina de roca, polvo de huesos o de sangre, etc.



Sabiendo todos los tipos de abonos que hay, debemos decidir cómo abonar nuestro huerto para que esté sano y nutrido.




ABONADO DE FONDO


Cuando empezamos preparando una tierra nueva, no cultivada por nosotros anteriormente, iniciamos el abonado de manera profunda mezclando la tierra que tenemos con humus de lombriz y estiércol(en el formato que sea: polvo, pellets, compost animal...). Es importante que este abonado inicial sea intensivo y profundo ya que es el único momento que vamos a remover la tierra. Haciendo esto estamos ayudando a la tierra a recuperar la vida, la fertilidad, y aportamos todos los minerales y nutrientes necesarios que ayudaran a que nuestros cultivos puedan recibir todo lo que necesitan para crecer sanos.


Una vez hecho esto procederemos a montar el huerto según nuestras costumbres y necesidades. A partir de aquí el abonado ira en función de lo que sembremos y la época del año.


En huertos urbanos o bancales elevados, donde la tierra es nueva y debemos realizar nosotros una mezcla adecuada podemos utilizar un 30% de materia orgánica como compost, estiércol maduro, humus de lombriz… junto con un 70% de tierra, fibra de coco, etc.


En el caso de tierras pobres en minerales podemos añadir harinas de roca para mineralizar el suelo y conseguir tener el sustrato más equilibrado posible.




ABONADO EN SUPERFICIE


Una vez al año, normalmente en primavera, antes de preparar el huerto para las siembras de verano, que son los cultivos más exigentes, abonaremos con compost o estiércol de manera superficial nuestros bancales o zonas de cultivo. Evitaremos siempre remover la tierra para proteger la biodiversidad creada en las primeras capas de sustrato y favorecer el ciclo de la fertilidad de la tierra de forma natural.


También protegeremos la tierra y las raíces mediante acolchados y así ayudaremos a conservar mejor la humedad de la zona. Hace unas semanas publiqué este post sobre los tipos de acolchados y sus beneficios.


Cuando realicemos transplantes de lo cultivos más exigentes (como pueden ser los tomates, pepinos, berenjenas, etc) podemos añadir un puñado de humus para que el riego y las lluvias vayan abonando poco a poco la planta en cuestión. También cuando es necesario o vemos falta de nutrientes en alguna planta, añadimos de manera puntual la mejora orgánica que mejor cubra las necesidades del momento.


Así, mediante el abonado constante y consciente, nos aseguramos que nuestra tierra siempre tiene los nutrientes que necesita para ser fértil y vital y garantizamos unas ricas producciones todo el año.


Cada tierra es un mundo, por ello es importante aprender a conocer la tierra que tenemos. La biodiversidad es primordial por eso no debemos centrarnos exclusivamente en un tipo de abono o materia orgánica. Si aportamos diferentes materiales al suelo conseguiremos un resultado mucho mas equilibrado y completo.


Espero que toda esta información sea de tu ayuda y puedas aprender formas de cultivar y trabajar la tierra más ecológica y saludable para todos.

A demás del post, te dejo un vídeo explicativo para profundizar y ver de manera practica cómo uso el abono yo en los huertos.


Gracias por leerme y compartir con quién creas que pueda ser de utilidad. Entre todos podemos ayudar a mucha gente con sus huertos.


¿Qué tipos de abonos utilizas en tu huerto?


Mejor juntos

¿Cultivamos?


224 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo