¡Horca de doble mango, una herramienta indispensable!

En en huerto necesitamos distintos tipos de herramientas para conseguir que siempre esté en óptimas condiciones. En huertos pequeños y familiares nuestras propias manos son la mejor herramienta para el huerto y con ellas podemos hacer la mayoría de los trabajos. Siempre es bueno tener algunas herramientas sencillas para ayudarnos en las tareas que las manos se nos quedan cortas, usadas como extensión de las posibilidades que nuestro cuerpo nos ofrece a la hora de realizar ciertas labores. Seguramente la tarea más costosa y pesada sea la de labrar y preparar la tierra para poder cultivarla. La primera vez que realizamos el montaje del huerto es cuando más trabajo hay, porque necesitamos preparar la tierra y dejarla perfecta. Conseguir una tierra viva, sana, mullida y fértil puede llevarnos años.



En muchas ocasiones la primera vez es necesario maquinaría más grande. Si no disponemos de motocultor no es necesario comprar uno, podemos alquilarlo o pedirlo prestado, ya que solo será necesario para airear la tierra la primera vez. Siempre debemos evitar voltear el suelo porque rompemos el equilibrio biológico. Es decir, la capa superficial es la más rica y viva con una cantidad inmensa de micro y macro organismos que ayudan a nuestras plantas a estar bien nutridas entre otras muchas cosas. (En otro post ya entraremos en más detalles, es un tema muy interesante pero extenso). Al voltear la tierra movemos esta parte superficial abajo y la zona de la tierra oscura, sin casi oxígeno, la añadimos encima. La tierra tiene que volver a regenerarse y empezar prácticamente de cero. Si realizamos estos trabajos varias veces al año para tener una tierra mullida conseguiremos ir degradando la tierra y acabar teniendo una tierra pobre, muerta, que se apelmaza con más facilidad y no nutrirá nuestras plantas correctamente. Por eso para el mantenimiento posterior de la tierra será muy útil disponer de una horca de doble mango, o también conocida como horca aireadora o grelinette. En huertos urbanos si el tamaño de la horca nos lo permite también es un muy buen recurso. Nosotros solemos utilizarla en las jardineras y camas de cultivo.



La horca de doble mango es una herramienta muy poco conocida pero muy utilizada en la agricultura ecológica. Está formada por dos mangos largos, de madera o de metal, y cinco púas rectas de unos 25cm. Nos permite airear, sin voltear la tierra de forma fácil sin tener que recurrir al motocultor. Está diseñada para realizar estas tareas con el mínimo esfuerzo y la máxima eficacia. Su uso es sencillo y nos permite, sin doblar la espalda, labrar hacia atrás sin pisar la tierra removida. Nos permite mullir la tierra, airearla e incorporar el compost en una sola operación. Solemos usarla entre la cosecha y la nueva plantación si es necesario. A demás es muy útil para desherbar o para cosechar tubérculos.




Horcas de doble Mango














Libros de interés:





Entradas Recientes

Ver todo